Psicología Católica Integral - Mercedes Vallenilla
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Testimonio de Marta

37
🇱🇺 Luxemburgo

Crecí en una familia católica y desde muy pequeña participé en grupos de formación y apostolado. Traía heridas emocionales que no eran reconocidas; sentía ansiedad, irritabilidad, poca o nula motivación, me sentía “perdida” y, al fallar mis propios recursos, comprendí que necesitaba buscar ayuda. Pero, sentía miedo, porque no quería un abordaje solamente psicológico, contrario a mis creencias cristianas, cuyas prácticas podrían limitar o incluso negar el verdadero sentido de mi existencia.

Gracias a la atención de una profesional bien formada, que incluye la espiritualidad como eje fundamental de mi ser y con prácticas afines a mi Fe, he tenido la oportunidad de redescubrirse, a la luz de la misericordia, como “hija de Dios creada por y para el amor”, acompañada desde la fe y la esperanza cristiana, en la búsqueda de la plenitud a la que todos estamos llamados. He experimentado el amor del Buen Pastor, sintiendo paz, consuelo y alegría, al dar un significado a mi situación personal desde un enfoque psicoespiritual, acogiendo mi humanidad y contemplando la Cruz como respuesta a mi anhelo de lo eterno.

Otros testimonios

“¿Por qué no llamas a Mercedes?” esta pregunta venía de mi interior, en un eco constante que, en medio de tanto dolor, me daba paz. Esta fue la señal. Unos meses más tarde, ya ubicada en Bogotá fue que la llamé. Enero 2015. Y ahí comenzó este maravilloso ...

Había estado pasando por depresiones leves, pero constantes, en las que constantemente me encontraba desesperanzado y con mucho miedo.  También padecía de mínimo un ataque de pánico al día durante 4 meses, lo que me hacía sentirme sumamente exhausto todo el día.  De igual manera, había empezado a ...

Siempre estuve negada a recibir ayuda psicológica, pensando que no la necesitaba; y cómo veía en mis amigas que en vez de estar mejor, estaban peor. Ahora al tener la oportunidad de atenderme con Mercedes me dí cuenta lo equivocada que estaba. El secreto es dar con un ...