Acerca de

Historia

En la carta de San Pablo a los Efesios (4:11) señala que Dios mismo dio a unos la vocación de apóstoles, a otros profetas, a otros evangelizadores, a otros pastores y maestros con la finalidad de que al estar ordenados cada uno en sus funciones, podamos todos llegar a la unidad en la fe y al conocimiento pleno del Hijo de Dios que traerá la madurez al hombre y lo llevará a la plenitud de vida que la da solo Cristo.

Me identifico plenamente en este pasaje. Al escucharlo reflexionaba como -sin saberlo- Dios me había escogido para ser pastora con cada uno de mis pacientes y que es muy cierto que, al integrar en los procesos terapéuticos a Dios, todos ellos han podido alcanzar esa plenitud de vida, pues las palabras que siempre escucho cuando doy de alta a alguien son: me siento libre y me siento pleno.

En otros ámbitos profesionales, me ha tocado quizás el rol de maestra, cuando doy conferencias, en los cuatro libros que he escrito, cuando escribo en este blog o cuando asisto a entrevistas de radio o televisión y explicó ciertos temas desde la psicología y de la espiritualidad cristiana con un enfoque psicoespiritual.

Así fui repasando en mi mente como a lo largo de mi vida había ejercido diferentes roles con diferentes funciones que Dios desde el cielo me había revelado, algunas veces no de una manera inmediata, pero al descubrir su voluntad y ver atrás me daba cuenta de que todo lo que me había pedido tenía una razón de ser; pues sin saberlo, me estaba capacitando para lo que me pediría en un futuro.

Siempre he pensado que Dios no escoge a los que estamos capacitados, sino que capacita a los elegidos. Al final, ha sido una elección que ha partido de la iniciativa de Dios y que nosotros al responderla, solo tenemos el mérito de haber dicho que sí. Y es un hecho que manifestamos que si simplemente porque la experiencia de sentirnos amados por Dios nos ha nutrido el alma para hacerlo y ese amor es lo que sostiene contra viento y marea todo ese esfuerzo todos los días.

Así surgió este “Centro Virtual de Psicoespiritualidad” lleno de recursos pedagógicos de todo tipo tales como videos de autoayuda, podcast, artículos de psicoespiritualidad además de una plataforma de Acompañamiento Psicoespiritual Virtual para atender a pacientes de todas partes del mundo. Pero esto fue un camino gradual porque la voluntad de Dios siempre se expresa de forma paulatina para que nosotros tan limitados podamos entenderla.

En esta historia paulatina, primero, este Centro fue un sencillo blog llamado Psicología Católica Integral. Luego paso a ser una página web formal, hasta llegar a lo que es hoy. Todo comenzó un día cuando estaba rezando en la playa sentada viendo el infinito del mar. Actividad que intento hacer por años y que me llena de profunda paz. Allí agradezco el estar viva, si no que acostumbro a pedirle a Dios que sane a cada uno de mis pacientes, pues al final sé que es solo la gracia que Dios otorga en el alma la que sana y yo soy solo una simple comunicadora de su amor.

Ese día y sin que remotamente se me hubiera ocurrido a mí, el Espíritu Santo puso esa idea en mi mente: hacer un blog. Salí de allí sonreída porque pensaba que era un invento creativo de Dios muy alejado a mi realidad de vida. Esto lo reflexioné porque a mi edad no tenía idea como hacer un blog ni me sentía tampoco capacitada para hacerlo. Además, uno de mis síndromes es en mis manos y por ello he perdido la capacidad de escribir. En ese momento creía que a mi edad no podía convertirme en una millennial” de 44 años y que, además, para mis manos sería un poco difícil intentar hacer algo que dependería de ellas al 100%.

Primer Entrada de Blog
Primer Entrada de Blog

Esto lo reflexioné porque a mi edad no tenía idea como hacer un blog ni me sentía tampoco capacitada para hacerlo. Además, uno de mis síndromes está en mis manos y por ello he perdido la capacidad de escribir.

Esa semana nos fuimos a nuestra ciudad vecina a renovar la visa americana mi esposo, mi hijo y yo. Estábamos en la habitación del hotel con las computadoras abiertas cada uno en lo suyo. Mi hijo universitario estaba arrodillado en el piso con su computadora en la cama y yo estaba sentada en la cama recostada en las almohadas con la computadora en las piernas intentando acabar mi tercer libro.

Sin haberle dicho a nadie la idea que mi gran amigo el Espíritu Santo había puesto en mi cabeza esa semana, mi hijo de repente me dijo: “Ma, mira. Me he distraído con esta plataforma para blogueros y me puse a practicar haciéndote un blog” enseguida volteé a ver a su lap top y allí ya estaba creado mi primer blog.

Me quede asombrada y perpleja. Mi hijo no estudio nada relacionado a comunicación sino con finanzas. No sabía de dónde había sacado esa idea. Le pregunté: “Hijo, de dónde sacaste esa idea” me respondió: “no sé Ma, pero creo que debes comenzar tu propio blog porque es una manera muy eficaz de poder escribir todo lo que sabes y así optimizar la ayuda a otros, no solo por medio de libros”. Mi esposo al escuchar la conversación secundo la idea y desde ese día hasta la fecha no ha dejado de apoyarla y patrocinarla.

No puedo en palabras expresar lo que sentí ese día. El Señor, que todo lo ve en nuestros corazones supo de mis miedos. Y allí estaba mi hijo siendo un instrumento del Espíritu Santo para poner en mis manos un recurso que estaba destinado a ayudar a muchas personas por amor. Si eso no hubiera sucedido, no me lanzó a este abismo.

Me quede semanas hasta altas horas de la madrugada estudiando tutoriales en YouTube para aprender a diseñar y usar un blog. Definitivamente, todo un reto a mi edad. Me quedaba horas picándole a las opciones y cometiendo graves errores hasta que un día me sentí con un poco más de confianza para hacer mi primera publicación.

A pesar de ser escritora, me tardé dos días en afinar mi primer artículo. Hoy, me parece mentira pues me tardo alrededor de una hora en escribirlos. Ese artículo lo recuerdo con especial cariño, pues escribí lo que llevaba en mi corazón, pero era la primera vez que lo compartía por una vía que no eran las conferencias o los libros.

Antes de apretar el botón de publicar, recuerdo pensar “esto es un error”. Sin embargo, mi fe me hizo dar ese salto a lo que sentía “un abismo”. Un lugar, una zona que no me era familiar y que sentía por mi edad que estaba usurpando. No solo por mi vida, sino porque mi blog abarcaría los dos temas más íntimos de una persona: sus creencias religiosas y los problemas de la mente. Mente y Alma, todo en una misma página. Siendo una “viejennial disruptiva”.

La Primer Versión del Blog
La Primer Versión del Blog

Antes de apretar el botón de publicar, recuerdo pensar “esto es un error”. Sin embargo, mi fe me hizo dar ese salto a lo que sentía “un abismo”.

Cuando mi blog llego a las 2,500 visitas estaba impactada. Hoy me da alegría recordar eso. Después de casi una década de trabajo arduo puedo estar satisfecha del bien que Dios se ha servido hacer a través de cada uno de los contenidos que en ella publico. Cada uno de ellos, no han sido producto únicamente de mi mente que se ha sentado a pensar qué será lo correcto o qué gustará más, sino de las necesidades que escucho a diario por medio de mis pacientes con un sistema de creencias cristiano al estar todo el día en consulta y que el Espíritu Santo sopla para hacerlas realidad.

Todo lo publicado ha sido producto del soplo constante que el Espíritu Santo sigue dando a toda mi persona de forma constante, no solo para decirme que desea que haga en él, sino de qué forma quiere que lo haga. Y así, el blog fue evolucionando de un blog de artículos, a videos de autoayuda, reportajes, animados, de los hermosos testimonios de las “Historias de a Pie” y de los Podcast. Al final, un sin fin de herramientas pedagógicas psicológicas y espirituales para la vida misma concentradas en la palabra “psicoespiritualidad.

En cada proyecto, he tenido la certeza de que, si a una sola persona le ha servido para acercarse a Dios, mejorar su calidad de vida o reflexionar a través de una luz que recibió al leerlo, aprender con los contenidos, sentir consuelo y además buscar ayuda, todo el esfuerzo y sacrificio de horas de trabajo dedicado a hacer cada uno de estos materiales ha valido la pena.

Intentar hacer el bien hoy en día aportando esa pequeña gota en el mar sin mirar a quien es una tarea heroica. Pues, así como hay personas que sin conocerte están agradecidas con la labor desinteresada de la cual se benefician en sus vidas otras, lamentablemente se dedican a criticar y atacar.

Hacer el bien es costoso y a veces muy doloroso. Poco valorado por muchos y muy valorado por pocos. Pero estoy convencida por mi fe, que cuando Dios ha permitido hacerme saber por medio de un pequeño, pero profundo mensaje el bien que Él ha destinado hacer a las almas humildes y sencillas. Experimento una gran emoción y profunda gratitud con Dios por haberme escogido para esta hermosa misión de “pastora” de las almas y también de “maestra” siendo el único Pastor y Maestro supremo Jesucristo, el único hijo de Dios.

Evolución SEO del Blog
Evolución SEO del Blog

Intentar hacer el bien hoy en día aportando esa pequeña gota en el mar sin mirar a quien es una tarea heroica. Pues, así como hay personas que sin conocerte están agradecidas con la labor desinteresada de la cual se benefician en sus vidas otras, lamentablemente se dedican a criticar y atacar.

Al ver que los recursos educativos estaban siendo consultados por personas que viven en todos los continentes de más de 116 países, de todas las edades y de diversas ciudades alrededor del mundo así como la creciente demanda de acompañamiento expresada por los católicos de diversas partes del mundo, aunado a la solicitud de estudiantes de psicología y de colegas por compartir estos conocimientos incluso por las solicitudes de capacitación, se decidió incorporar una plataforma de Acompañamiento Psicoespiritual Virtual desarrollada por expertos programadores.

Esta plataforma fue especialmente diseñada para la atención de los potenciales pacientes en una lista de espera. También, para dar cauce a los pacientes transitorios y a los pacientes que inician un proceso de acompañamiento psicoespiritual. La misma reúne procesos de gestión de forma armónica y de esta manera optimizar automatizando todo su funcionamiento en el Acompañamiento Psicoespiritual Virtual.

Con el paso de los años nunca me imaginé lo que ese pequeño primer blog llegaría hasta convertirse en una página formal de psicoespiritualidad para luego pasar a ser un Centro de Psicoespiritualidad llamado Psicología Católica Integral que es referencia en el mundo católico por sus contenidos y también, en las estadísticas de Google Analíticas a pesar de todos los errores de publicación que aún a mis 52 años sigo cometiendo.

Le dedico estas palabras a todas las personas que se dedican a hacer el bien, a todos aquellos que, con una enorme carga de sacrificio y coste personal, invierten horas de su tiempo, horas de descanso, sus fines de semana y sus recursos personales a ayudar a otros de la manera particular como Dios se lo haya pedido. Quiero que tengan la certeza de que en el cielo Él todo lo ve y que siempre valdrá la pena, aunque a veces tengamos que vivir quejas, criticas, indiferencia y discriminación. Aunque en podamos ver con claridad por las ofensas recibidas de aquellos “de casa”, al final siempre necesitamos tener la certeza de que todo ha valido la pena.

Definitivamente, no es la perfección en lo que hacemos lo que debe estar llamado a evaluarse. Si no las toneladas de amor y sacrificio que ponemos en todo aquello que desinteresadamente estamos entregando a otros. Es un hecho que, allí termina nuestra labor, donde comienza la libertad de otros para optarlo.

Plataforma de Acompañamiento Psicoespiritual
Plataforma de Acompañamiento

Definitivamente, no es la perfección en lo que hacemos lo que debe estar llamado a evaluarse. Si no las toneladas de amor y sacrificio que ponemos en todo aquello que desinteresadamente estamos entregando a otros.

Quiero agradecer con estas líneas, a todas las personas que han valorado cada uno de esos contenidos que he intentado entregar a través de Psicología Católica Integral. Recuerdo con cariño a mi primer blog de aquel día en que mi hijo me lo creo por inspiración del Espíritu Santo. Sé que los números no miden lo trascendente que ha sido el cambio en una sola persona gracias a ello y a su vez, el bien que le ha hecho a mi alma.

Le agradezco a Dios el don de la vida de los usuarios lectores -aunque no los conozca- como don a la mía. Creo firmemente que nadie se cruza en tu camino por casualidad, aunque sea a través de un blog. He dedicado toda mi vida a consolar a otros en su dolor, a darles un poco de luz en la oscuridad, a brindarles mi mano desinteresadamente, a darles amor en medio del dolor. Y a cambio he recibido -sin esperarlo- y -sin buscarlo- muchas gracias en mi alma y he experimentado en carne propia lo que Dios puede hacer a través de alguien como yo, muy limitado, pero con un deseo genuino de amar hasta el final.

Concluyo con dos frases de la Madre Teresa: “A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota”. “A veces, no podemos hacer grandes cosas, pero si hacer pequeñas cosas con amor.

Gracias a mi familia conformada por mi amado esposo y mis dos hijos porque hoy, este blog se ha convertido en un Centro Psicoespiritual de referencia mundial.

Gracias a todos mis lectores alrededor del mundo por acoger esta misión de vida que únicamente por amor he decidido en libertad llevar a cabo. Ustedes permiten que el texto de los Efesios con que comencé este artículo se haga vida, al intentar cumplir y asumir mi función orientada a contribuir a la madurez del hombre y a la unidad en la fe. Unidad que tanto nos hace falta a todos los que nos profesamos católicos, apostólicos y romanos. ¡Dios los bendiga!

Sala de Pacientes para Acompañamiento Psicoespiritual Virtual
Sala de Pacientes para Acompañamiento Psicoespiritual Virtual

Misión

Brindar Acompañamiento Psicoespiritual Virtual a los Creyentes Católicos alrededor del mundo a través de Psicólogos Católicos especializados.

Visión

Ser un referente de la praxis psicológica en el acompañamiento psicoespiritual virtual
creando una red especializada de psicólogos católicos.

Principios

Principio de Integridad

Se promueve el bien que resulta de la búsqueda de la verdad conforme a la ley natural. Se considera que el bien debe ser íntegro en torno al objeto, las circunstancias y la finalidad que se persigue.

Principio del Humanismo Integral

Se privilegia una orientación humanista personalista donde no se considera solo el individuo, sino a la persona en una unidad substancial de mente, cuerpo y alma conformado por cuatro dimensiones como son la cognitiva, afectiva, espiritual y corporal dentro de un entorno familiar y social.

Principio de la Pedagogía Familiar

Se reconoce el papel educativo de la familia cristiana y la importancia que la misma tiene como medio dispuesto por Dios para la formación y desempeño equilibrado de sus miembros. Se considerará a la familia como el proyecto más maravilloso dispuesto por Dios para el hombre, como el lugar donde se forma o deforma al ser humano, el lugar donde se forma el apego seguro y como base de la sociedad.

Principio de Trascendencia

Se adopta una visión del hombre en trascendencia que conlleve la búsqueda de la verdad para con ello, reconocer que sus acciones impactarán de forma importante no solo las relaciones con los demás sino su destino final que es la eternidad.

Principio de Adhesión al Magisterio

Se centra en una teología equilibrada cómo marca el catecismo de la Iglesia Católica y la doctrina de la Santa Sede según la tradición de esta.

Principio de la Misericordia Divina

 Se concibe al psicólogo como un medio de la gracia según la nueva alianza donde acepta como voluntad de Dios por amor ser parte del plan de salvación por medio de su profesión y su vocación cristiana de servicio.

Principio de Universalidad

Se concibe que todos somos iguales ante Dios sin importar los recursos económicos, el nivel de educación, la nacionalidad o el puesto que se desempeñe en la sociedad. Por ello, se considera que lo que es bueno, lo es bueno para todos y que el bien debe aplicarse indistintamente a todos por igual de forma solidaria.  

Principio de Libertad y Responsabilidad

Se concibe que la libertad es un don con el que Dios ha creado al hombre y que el hombre para vivirlo en plenitud necesita asumir responsabilidad de lo que ese don vivido de forma equivocada haya ocasionado en el pasado para abrirse de esta forma al misterio de la redención.

Principio de Calidad

Se generan procesos de gestión de alta calidad utilizando las herramientas tecnológicas de vanguardia que permiten ejercer las funciones de reclutamiento y capacitación de los psicólogos, así como la supervisión de la terapéutica hacia los pacientes de forma eficiente y eficaz. Es así como estaremos en capacidad de dar respuesta de manera exponencial a la necesidad de sanación urgente de los creyentes alrededor del mundo pero a la vez cuidando la calidad de nuestro servicio. 

Valores

Autenticidad

Fomentar un modo de ser ante sí mismo y hacia los demás que sea coherente con lo que se profesa, que esté basado en la honestidad, en la sinceridad y la confianza. Buscando siempre el respeto hacia la dignidad humana para vivir el don de la libertad de forma sana y equilibrada aportando con ello a la transformación de la sociedad y en particular, de nuestra propia Iglesia.

Honestidad

Para expresar de forma respetuosa lo que el psicólogo encuentra y descubre en el paciente en relación con sus distorsiones sin temor a omitir esa verdad por las implicaciones económicas o terapéuticas que pudiera tener para el mismo psicólogo. Ayudar a encontrar la verdad requiere hablar con verdad, no con omisiones oportunistas.

Ética

El psicólogo se guiará bajo una ética cristiana formada en relación con la moralidad de sus actos actuando no solo en coherencia con el protocolo ético del psicólogo sino con la ética humanista cristiana donde se respetan todos los diversos valores cristianos sin alterarlos para adecuarlo al querer personal, social o cultural reinante.

Solidaridad

Sentido de colaboración y fraternidad en relación con los semejantes basado en la caridad cristiana, para que a través del servicio y la generosidad se ayude a contribuir al bien común y a una sociedad más justa y equilibrada. Recaudamos constantemente dinero por medio de diferentes estrategias para que nadie se quede por fuera y podamos ayudar al mayor número de personas que así lo deseen. Queremos extender una mano a todos aquellos que se sienten solos, sin esperanza y sin los medios para atender su problema.

Apertura

Disposición de los psicólogos al encuentro y al diálogo respetuoso, igualitario y basado en la empatía hacia los demás, no solo hacia los pacientes creyentes, permitiendo con ello el ser tolerantes antes las diferencias juzgando los actos, pero sin juzgar a las personas. Esto permitirá abrir espacios de diálogo y encuentro con aquellos que no tienen el mismo sistema de creencias, compartiendo los principios espirituales y humanistas que sustentan la labor del psicólogo. No estamos cerramos al que piensa diferente sin que ello implique cambiar nuestro sistema de creencias cristiano.

Verdad

Orientación terapéutica en la búsqueda de la verdad del paciente en relación con un ser humano que es amado por Dios y que, como lo plantea la misma espiritualidad cristiana en el evangelio de Juan 8, 32: “y conocerán la verdad y la verdad los hará libres”. Esto hace referencia a la necesidad del hombre de hoy de encontrar esa verdad buscando las causas últimas por medio de la razón de su realidad de dolor, pero iluminando sus experiencias a la luz de la fe en una armonía entre razón-fe, subjetivo-objetivo, conocimiento-experiencia.

¿Quién Soy?

Mercedes Vallenilla

Mercedes Vallenilla

Psicóloga Católica Virtual / Conferencista Internacional / Escritora / Blogger

Psicóloga con más de 25 años de experiencia dentro de la Iglesia Católica en diversos países. Pionera en la atención psicológica de manera virtual desde hace 18 años. Autora de 4 libros sobre psicología y espiritualidad cristiana. Maestra en Ciencias del Matrimonio y de la Familia por el Instituto Pontificio Juan Pablo II y la Universidad Anáhuac. Candidata a Doctora por la Universidad Anáhuac en México.

Nací en Caracas, Venezuela en el año de 1969. Soy Licenciada en Psicología con especialidad en Psicología Social por la Universidad Central de Venezuela con 25 años de experiencia desde mi egreso. Maestra en Ciencias del Matrimonio y de la Familia por el Instituto Pontificio Juan Pablo II y la Universidad Anáhuac. Candidata a Doctora por la Universidad Anáhuac en México.

He participado durante más de 30 años en diferentes obras sociales en el medio de la filantropía y apostólicas al servicio de la Iglesia Católica en Venezuela, Filipinas y México, así como en otros países iniciando como voluntaria desde mis años de juventud.

He publicado cuatro libros sobre espiritualidad y psicología. Mi tercer libro “Que el dolor no te robe el amor” está en venta en Amazon en su versión impresa, así como en su versión digital en Kindle y en Ibook Store. Mi cuarto libro “All’inclusive. Uniendo mente y alma” fue publicado en diciembre de 2017 y se vende de igual forma en Amazon. El prólogo fue realizado por Monseñor Jorge Rodríguez, Obispo Auxiliar de Denver, Colorado, Estados Unidos.

He sido invitada a varios programas de radio y algunos programas católicos de Televisión en México y Estados Unidos respectivamente. He sido invitada como asesora de diferentes congregaciones y movimientos católicos que conforman la diversidad de la Iglesia en temas de discernimiento vocacional y formación de los laicos.

Me desempeñé durante 7 años como Directora General de una fundación en México orientada a la prevención y atención de mujeres de escasos recursos donde coordiné la operación de un centro de llamadas (Call Center) para brindar asesoría psicológica virtual.

Debido al impacto social de este programa, pude establecer alianzas estratégicas con empresas transnacionales para la prevención y atención de las problemáticas de la mujer trabajadora, además de participar como asesora de algunos programas de prevención de grupos vulnerables de la mujer con el Gobierno mexicano. He realizado innumerables cursos de actualización entre los que se encuentran el de Psicología Positiva, La Resiliencia, Psicología Social, Psicología de los Grupos, Neuropsiquiatría, Creatividad e Innovación, Morfología del Cerebro y los Procesos Cognitivos, la Morfología del Cerebro de la persona adicta entre otros.

He impartido conferencias y cursos en México, Estados Unidos, El Salvador, Colombia, Filipinas e Italia entre otros, dando mi primera conferencia a los 18 años.

Como parte de mi desempeño profesional sigo impartiendo conferencias de diversos temas abordados desde la psicología humanista y la espiritualidad cristiana, además de compartir mis experiencias de vida por medio del dolor debido a que padezco de una enfermedad desde hace 28 años.

Actualmente vivo en México donde ejerzo mi profesión como psicóloga a través de un consultorio virtual atendiendo a pacientes de diferentes partes del mundo vía internet aplicando de esta manera todos los conocimientos que han surgido por los años de experiencia en la psicología virtual en esta forma de ejercer la psicología como ciencia.

Mi práctica como psicóloga católica está sustentada en un Modelo de Acompañamiento Psicoespiritual basado en la espiritualidad del Buen Pastor, donde combino la psicología humanista y la espiritualidad cristiana. El mismo ha surgido de mi experiencia como profesional atendiendo a personas con creencias religiosas basadas en el cristianismo, así como en mi experiencia personal como mujer de fe en el camino del sufrimiento y del dolor que me llevaron a formarme por muchos años en el tema.

Dado que Psicología Católica Integral nació con la misión de brindar acompañamiento psicoespiritual virtual a los creyentes católicos alrededor del mundo a través de psicólogos católicos especializados en psicoespiritualidad y debido a la incapacidad de cumplir con esta misión a cabalidad, es que me encuentro estudiando un doctorado con el objetivo de poder heredar el Modelo de Acompañamiento a los profesionales de la psicología el cual he probado con éxito por muchos años. En este sentido se resalta en la evidencia empírica acumulada el valor que la espiritualidad cristiana tiene en los procesos terapéuticos de sanación que son abordados de forma integral teniendo como base una perspectiva antropológica de la persona.

De esta manera, para ayudar a Psicología Católica Integral como centro de Acompañamiento Virtual en psicoespiritualidad a cumplir con su misión de brindar acompañamiento psicoespiritual a los creyentes católicos alrededor del mundo y así; de igual forma, cumplir con su visión de crear una red de psicólogos católicos especializados en psicoespiritualidad, es que crearé la Escuela de Psicólogos Psicath que brindará esta especialización a psicólogos católicos contenida en el Modelo de Acompañamiento Psicoespiritual Virtual.

En noviembre del 2021, en la solemnidad de Todos Los Santos que nos precedieron y después de dos largos años de trabajo arduo di el primer paso fundando al lado de mi hijo y de un Founding Team de jóvenes católicos, mi organización de ayuda llamada Intercath Psychology dado la gran demanda que Psicología Católica Integral ha tenido y a su incapacidad de dar respuesta a las necesidades de acompañamiento psicoespiritual de los creyentes católicos.

La misma es una organización creada con la misión de brindar acompañamiento psicoespirtiual virtual a los católicos alrededor del mundo, escalando de esta manera mi consultorio virtual para así, integrar a otros profesionales de la salud en la tarea de acompañar a nuestros hermanos en la fe para sanar sus heridas emocionales acorde la visión planteada 10 años atrás.

En el año 2022-2023 comenzaré a divulgar el la teoría concerniente al Modelo de Acompañamiento a través de una colección de cuatro libros compartiendo el sustento epistemológico que da origen a la teoría, la sistematización del Modelo con la metodología de acompañamiento, el rol del terapeuta cristiano, así como el poder que tiene el acompañamiento virtual para compartir todo el conocimiento adquirido estos años a mis colegas en la fe. 

Estoy felizmente casada desde hace 30 años a finales del 2021. Tengo dos hijos adultos jóvenes que me motivan todos los días.