Psicología Católica Integral - Mercedes Vallenilla
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Testimonio de Ernesto

23
🇲🇽 México

Empecé mi acompañamiento con Mer justo al terminar una relación con una codependencia muy fuerte. Era una persona muy terca e inmadura que pensaba que solo por haber pasado por muchas cosas fuertes y distintas a las del resto ya había obtenido madurez.

La realidad es que al terminar mi relación y sentir que toque fondo busque ayuda con un psicólogo que me era útil hasta cierto punto, debido a que era un parche temporal de mi cruda realidad.

De igual manera empecé a acompañarme espiritualmente sin ser el más rezador o el más practicante, soy una persona creyente y practicante y en mi acompañamiento espiritual me recomendaron a Mer.

He de comentar que la primera cita con Mer para valorarme no fue a buen puerto, pero la necesidad mía de buscar ayuda y de pensar que ella podría sacarme de bache en el que estaba pues era un punto a considerar.

Posteriormente mi directora espiritual me insistió de igual manera en que la volviera a buscar porque Mer podía conectarme. Fue ahí cuando más estaba convencido debido a que yo sabía que era alguien muy capaz con muchas virtudes y que de alguna manera u otra no estaba canalizando bien esas virtudes y tampoco lograba pulir o mejorar aquellos defectos que tenía.

Para no hacer largo el cuento enseguida empecé con Mer mi vida comenzó a dar un giro positivo y de 180 grados, siempre con varias caídas que Mer me iba acompañando y ayudando.

Pasaron los primeros meses y me daba cuenta lo mucho que había mejorado y también lo que me hacía falta mejorar, gran parte del éxito fue que por más terco que era y que soy deje que Mer tuviese la sartén por el mango en el proceso y siempre cumplí con sus tareas haciéndole caso en todo momento.

En el tema laboral me empezó a ir excelente las oportunidades que surgían y que surgen las sé aprovechar y cuando desecharlas, aprendí a no engancharme con el prójimo y a saber que esperar de cada persona.

En mi casa aprendí a no juzgar y colaborar para que se mejoraran diversas situaciones para que los miembros de mi familia saliesen adelante junto conmigo.

En el ámbito espiritual mi vida espiritual igual mejoró forjando una fuerza de voluntad que ya se había deteriorado en el pasado. Prácticamente todo lo que Mer me decía que me iba a pasar me acabo pasando más temprano que tarde, después de un año me dio de alta.

Otros testimonios

Hace mucho tiempo leí: “descubre la paz y corre tras ella”. Durante años me encontré dentro de un sistema de vida donde poco a poco borre el grado de conciencia personal como parte de la libertad para crecer y desarrollarme, ni siquiera fue de forma obligada, solo viví ...

Ana

Me llamo Ana. Tuve la bendición de recibir terapia de Mercedes hace ya 4 años. Soy misionera católica dedicó mi vida y tiempo a extender el mensaje de Jesús. Comencé a vivir una vida llena de tensiones y perfeccionismos. Quería ser la mujer perfecta que me había puesto ...

Empecé mi acompañamiento con Mer justo al terminar una relación con una codependencia muy fuerte. Era una persona muy terca e inmadura que pensaba que solo por haber pasado por muchas cosas fuertes y distintas a las del resto ya había obtenido madurez. La realidad es que al ...